El viceministro de Descolonización, Pelagio Condori Yana, anunció que este lunes presentará una denuncia contra 26 “funcionarios policiales” que en noviembre de 2019 agraviaron la wiphala, símbolo patrio oficial inscrito en la nueva Constitución.

En conferencia de prensa, el funcionario informó que se tienen plenamente identificados los policías que entre el 10 y 11 de noviembre de 2019 cortaron de su uniforme la wiphala.

En diversidad de videos caseros difundidos en esos días se ve cómo, bajo la consigna de “¡Ahora es cuando, la república de Bolivia vuelve a tomar el mando!”, policías separan con tijeras la pequeña wiphala que en su uniforme estaba adherida junto a la bandera tricolor.

La ofensa a la wiphala (que también consistió en retirarla violentamente de varios edificios públicos) provocó el 12 de noviembre, sobre todo en la ciudad de El Alto, la airada reacción de pobladores contra las unidades policiales.

El 13 de noviembre de 2019 la comandancia de la Policía tuvo que llevar adelante un acto de desagravio del símbolo patrio. “En nombre de los más de 38.000 policías, hacemos respetar los símbolos patrios de nuestra nación», dijo el comandante policial de entonces, Yuri Calderón.

El viceministro Condori adelantó que la denuncia se la hará ante la Fiscalía Policial, en el marco de la Ley 101 de Régimen Disciplinario de la Policía, por faltas disciplinarias graves.

La denuncia se la efectuará, dijo la autoridad, “adjuntando pruebas fehacientes, consistentes en fotografías y videos que claramente denotan que estas personas han cometido faltas disciplinarias”.

Entre las faltas cometidas están: haber actuado en actos públicos en que se deshonró los símbolos nacionales que lleva la institución policial y en el uniforme de sus efectivos, haberse manifestado públicamente contra la ley e ir contra el reglamento disciplinario policial, haber hecho pública su militancia política estando en servicio activo y con uniforme; también se les acusa de haber instigado a la protesta y al motín estando en servicio activo. Además se los encausará por cometer agresiones físicas por motivos racistas y discriminatorios.

Remarcó que la demanda no es contra la institución policial, de la dijo que merece el respeto debido, sino que se procesará a los uniformados que cometieron las referidas transgresiones.